Cómo evitar tasas de rebote en mi sitio

/Cómo evitar tasas de rebote en mi sitio
  • tasas de rebote

Cómo evitar tasas de rebote en mi sitio

¿Que son las tasas de rebote?

Vamos a tratar de las tasas de rebote.

Cuando escribimos contenido de baja calidad, o incluso cuando elegimos un título que no concuerda con el tema del texto, generalmente las personas suelen leer las primeras palabras y luego, al darse cuenta de que no se trata de lo que indica el título o que se trata un texto pobre, salen del sitio en muy poco tiempo volviendo al google sin interactuar con la página.

Google está mirando y percibe estos datos. Cuando muchas personas tienen este tipo de comportamiento en una página Google se da cuenta de que algo anda mal. En ese acto (entrar y salir de una página en poco tiempo sin interactuar) Google llama tasas de rebote. En cuanto a un sitio web tiene altas tasas de rebote, Google entiende que el tema no es Interesante, o como decimos, no tiene contenido de calidad.

En estos casos, Google penaliza la página rebajando su posicionamiento en las listas de búsqueda.

Por lo tanto, no escriba sólo para llenar vacíos en su sitio. Busque y escriba contenido relevante y de calidad conforme con el foco central que su sitio web trabaja. De esta manera ocurrirá lo contrario, su tasa de rebote será baja y google va a premiar su página con las primeras posiciones en las listas de búsqueda.

¿Cómo Evitar el Rebote?

La respuesta más obvia es: mantener al visitante en su sitio por más tiempo.

¿Quieres saber cómo?

1 – Escribiendo textos con contenido relevante;

2 – Utilizando títulos que indiquen con claridad de lo que se trata el texto;

3 – Utilizando Imágenes, siempre para facilitar el entendimiento acerca del tema;

4 – Utilizando enlaces a páginas (externas o internas) que expliquen con más detalle algún término técnico en el texto;

5 – Dividiendo el texto en temas bien definidos utilizando títulos y subtítulos h2 y h3;

6 – Utilizando la sugerencia 5, su texto no será masivo y facilitará la lectura al visitante;

7 – Utilice técnicas de SEO para el contenido;

8 – Mantenga el foco en el tema escogido, otros asuntos deben ser abordados en otros posts;

9 – No tenga pereza de escribir, profundice el asunto evitando textos muy superficiales;

10 – Escriba regularmente;

11 – Tenga un sitio web responsivo (sus clientes van a acceder a él desde diversos tipos de dispositivos – notebooks, pcs con pantallas grandes y pequeñas, tablets y móviles);

12 – Trabajando el contenido del sitio en las redes sociales contestando a los comentarios de sus seguidores;

Vamos a tratar estos doce puntos con más detalles:

Escribiendo textos con contenido relevante

El texto debe ser relevante para quien lo lee. Esto está directamente conectado con el que ofrece su contenido. Por eso el texto tiene que tener sentido en relación al asunto y el asunto debe estar dentro del contexto general tratado por el sitio. Su sitio debe tener un enfoque, por lo general el enfoque de su sitio debe ser su empresa.

Utilizando títulos que indiquen con claridad de lo que se trata el texto

Lo primero que vemos al abrir una página es su título. La leyenda del título ya sabemos si queremos o no continuar la lectura, pero si un título atrae a un lector, él espera leer un texto que hable sobre lo que está indicado en el título, de lo contrario quedará muy frustrado y probablemente no visite más su sitio.

Utilizando imágenes siempre para facilitar el entendimiento acerca del tema

Aquí vale el dicho “una imagen vale más que mil palabras”. Si tenemos un título y reforzamos ese título con una imagen relacionada, queda muy claro al lector de qué se trata el asunto. Además de crear una estética agradable que hace la lectura más placentera.

Utilizando enlaces a páginas (externas o internas) que expliquen con más detalle algún término técnico en el texto

A veces, estamos obligados a utilizar lenguaje más técnico y el lector puede desconocer algunas palabras o simplemente querer saber más al respecto. Pero si paramos para explicar cada palabra técnica de un texto huimos del foco y no queremos eso, además hay lectores que conocen los términos técnicos. Una manera de evitar este problema es utilizando enlaces en estas palabras apuntando a textos que hablan exclusivamente de su concepto.

Dividiendo el texto en temas bien definidos utilizando títulos y subtítulos h2 y h3
Utilizando la sugerencia arriba su texto no será masivo y facilitará la lectura al visitante
Utilice técnicas de SEO para contenido

Dividir el texto en temas y subtópicos es una técnica de SEO, pero mucho más allá, hace que el texto sea más claro al lector que puede elegir saltar algún tópico que va directamente a lo que le interesa.
Los textos corridos parecen más un montón de letras y son muy aburridos de leer.

Mantenga el foco en el tema elegido, otros temas deben ser abordados en otros puestos

No escriba sobre asuntos diversos en un artículo, recuerde mantener el foco. Comience y termine el texto sin cambiar el contexto.

No tenga pereza de escribir, profundice el asunto evitando techos muy superficiales.

No es necesario escribir un libro, pero tenga en cuenta que su texto debe añadir algún tipo de conocimiento a quien lo lee. También debe tener al menos inicio, un buen medio y una buena conclusión.

Escriba regularmente.

Escribir textos una vez al mes no es una buena práctica, ya que puede ver la imagen de un sitio abandonado. Escriba al menos una vez por semana.

Tenga un sitio web responsivo (sus clientes van a acceder a él desde diversos tipos de dispositivos – notebooks, pcs con pantallas grandes y pequeñas, tablets y móviles).

Bueno, aquí el propio subtítulo lo dice todo. Su sitio debe adaptarse según el dispositivo en el que se ve para que el usuario tenga una experiencia agradable de lectura, además de google penaliza sitios de ancho fijo.

Trabajando el contenido del sitio en las redes sociales y dando vuelta a los comentarios de sus seguidores

Puede parecer que esta sugerencia no tiene nada que ver con las tasas de rebote, pero tiene.

Las tasas de rebote son porcentuales relacionados entre el tiempo de permanencia de cada visitante.

Es normal que sus seguidores de redes sociales se interesen por lo que usted hace, luego es una tendencia que permanezca más tiempo leyendo su contenido, disminuyendo así la tasa de rebote en relación a usuarios que permanecen poco tiempo en la página.

Utiliza las redes sociales en sincronía con tu blog, aprovecha las redes sociales para difundir el contenido de tu sitio entre tus seguidores haciendo llamadas e invitando a visitar el sitio para leer el nuevo contenido.

Conclusión

Lógico que existen otras técnicas más avanzadas utilizadas por nosotros (agencias de marketing digital) para disminuir las tasas de rebote de un sitio, pero este artículo no está dirigido a quien ya trabaja con el tema, sino a las personas que no aparecen bien posicionadas en Google y muchas veces no saben el motivo.

Al final de cuentas se percibe que para mantenerse bien posicionado en google y pasar una buena impresión acerca de la empresa en internet, se necesita tiempo y dedicación.

Recuerde que este no es su trabajo, usted necesita centrarse en su empresa, de lo contrario pasará más tiempo escribiendo a Internet que cuidando su negocio.

Para ello existen empresas como la nuestra, que trabajan exclusivamente con marketing digital y dedican todo el tiempo necesario para cuidar de su imagen en Internet buscando nuevos clientes y negocios para usted de manera profesional.

Si está teniendo dificultades para posicionarse bien en Internet y quiere buscar ese público, entre en contacto con nosotros. Vamos a conversar acerca de su negocio y de lo que podemos ofrecer para ayudar.

Sea el primero en comentar este artículo utilizando el siguiente formulario. Estamos muy agradecidos con cualquier tipo de contribución.

Por |2017-07-01T18:27:51+00:00junio 25th, 2017|Gestión de contenido, Marketing Digital|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Ingeniero de software, autodidacta aficcionado por programación web y marketing digital.

Deja un comentario